. San Salvador, El Salvador
diciembre 6, 2022
Despejado
26°C

share

Diego cursó una beca en la universidad de Tusla en Oklahoma y entiende bien las dificultades y responsabilidades que todo estudiante debe pasar, pero los beneficios recibidos hacen que todo el esfuerzo valga la pena

«El deporte no solo cambia la vida del estudiante, también la de su núcleo familiar», Diego Henríquez, fundador de College Cup

Nueve jóvenes salvadoreños realizan sus estudios superiores en universidades en el extranjero gracias al deporte. El apoyo financiero con el que cursan sus carreras parte de su esfuerzo académico y deportivo mostrado en su época colegial, pero también se debe a los visionados y la exposición de la College Cup.

College Cup es una plataforma que ayuda jóvenes a que por medio del deporte puedan acercarse a becas de Estados Unidos y México. Sus fundadores, Diego y David Henríquez conocen bien los procesos y ahora buscan replicar en la juventud salvadoreña ese gran apoyo formativo que recibieron en su juventud.

Ahora, en este torneo participan más de 35 colegios, todos aspirando a conseguir espacios, becas y oportunidades de estudio. La idea se puso en marcha en 2016. En ese momento solo se embarcaron a la aventura 16 institutos educativos, después de poco más de dos años, el fruto se ve traducido en el doble de colegios inscritos y en casi una decena de jóvenes cumpliendo su sueño de triunfar en el extranjero gracias al deporte.

El trabajo ha sido duro y lleno de retos. “Sin duda hay colegios con los que ha costado más; pero hay instituciones que inmediatamente entendieron la visión de crear esta figura de estudiantes atletas, dónde el deporte y la parte académica van de la mano”, asegura Diego Henríquez.

La College Cup se diferencia de otros torneos. Los atletas que participan en él entienden que el deporte no lo es todo, ya que el buen rendimiento académico es la llave que abre las puertas a las becas en el extranjero. “Los jóvenes no están optando a un torneo o un título, sino que para irse a estudiar a México a Estados Unidos. Saben que esto va cambiar no solo sus vidas, sino la del núcleo familiar en sí”, agrega Henríquez.

El torneo estudiantil busca inculcar el deporte y el estudio a los jóvenes.
El torneo estudiantil busca inculcar el deporte y el estudio a los jóvenes. La College Cup se diferencia de otros torneos. Los atletas que participan en él entienden que el deporte no lo es todo, ya que el buen rendimiento académico es la llave que abre las puertas a las becas en el extranjero.

Una copa en crecimiento

La proyección de los fundadores es aumentar de nueve estudiantes becados a 16. Actualmente hay siete jóvenes en proceso y cada vez hay más personas atletas que se dan cuenta que estas oportunidades deben ser aprovechadas.

La College Cup empezó con una sola categoría de fútbol, ahora tiene cinco, sin contar una de fútbol femenino y otra más de baloncesto estudiantil.

Actualmente, el torneo se desarrolla en El Salvador y Guatemala, pero esperan pronto poder llevar estas oportunidades académicas a toda Centroamérica. “No es tan fácil que un joven llegue por su cuenta a las universidades, se necesitan las credenciales y los contactos para que te puedan responder un correo o una llamada para que una institución pueda evaluarte, ahí interviene el College Cup”, explica Henríquez.

Diego cursó una beca en la universidad de Tusla en Oklahoma y entiende bien las dificultades y responsabilidades que todo estudiante debe pasar, pero los beneficios recibidos hacen que todo el esfuerzo valga la pena. “Qué mejor escenario en el que tu hijo te devuelve un agradecimiento y qué podás enviarlo a Estados Unidos o a México; qué por medio del deporte pueda pagarse parcialmente o completamente sus estudios. Esta experiencia ayuda que un hijo valore mucho más la disciplina y la responsabilidad de ganarse algo por méritos propios”.

Entrevista con Diego Henríquez, fundador de la College Cup

Deja una respuesta