. San Salvador, El Salvador
febrero 5, 2023
Soleado
19°C

share

Salvadoreños en el exterior podrían retirar ahorro de pensiones

La propuesta de nueva Ley del Sistema de Pensiones permitiría que salvadoreños en el exterior puedan solicitar la devolución de sus ahorros solo si demuestran un estatus migratorio regular permanente.

El artículo 127 establece que los salvadoreños no pensionados que residan en el extranjero sin importar su edad podrán solicitar a las Administradoras de Fondos para Pensiones (AFP) la devolución de su saldo de la Cuenta Individual de Ahorro para Pensiones (CIAP), pero deberán demostrar que poseen estatus migratorio regular permanente en el extranjero.

La propuesta de normativa establece que la solicitud de devolución procederá una sola vez y deberá ser resuelta máximo en 30 días hábiles a partir de que haya sido interpuesta y que se haya presentado la documentación completa.

El proyecto también establece la posibilidad de que los salvadoreños en el exterior coticen al sistema de forma voluntaria, algo que se permite actualmente en el artículo 9 de la Ley del Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP).

La ley actual indica que podrán afiliarse al Sistema todos los salvadoreños domiciliados que ejerzan una actividad mediante la cual obtengan un ingreso, incluidos los patronos de la micro y pequeña empresa y que también «podrán afiliarse al Sistema los salvadoreños no residentes».

El artículo 18 del proyecto de ley establece que los salvadoreños domiciliados en el exterior podrán acceder a beneficios de vejez, que su cotización iría directamente a su Cuenta Individual de Ahorro para Pensiones y para lo cual, las AFP de conformidad a la norma técnica que se emita a cargo del presidente de la República.

El proyecto mantiene, como la ley actual lo regula, la posibilidad de que los extranjeros puedan reclamar la devolución de sus ahorros.

Los proyectos fueron recibidos este viernes por los diputados de la comisión ad hoc presidida por la diputada Suecy Callejas, de Nuevas Ideas. Al final de la comisión, los legisladores acordaron citar a sindicalistas, gobierno y las Administradoras de Fondos para Pensiones (AFP).

Los proyectos recibidos, hasta este viernes, eran tres: Ley del Sistema de Pensiones, Ley Especial para la Emisión de Certificados de Obligaciones Previsionales y Disolución del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales, y la Ley de Creación del Instituto Salvadoreño de Pensiones.

Con la reforma, el sistema eleva la cotización para el ahorro de pensiones (del 15 al 16 %), baja la comisión a las AFP del 1.9 % al 1 % pero quitándoles la contratación que hacían estas AFP de un seguro de invalidez y sobrevivencia para los cotizantes; y sustituye la deuda estatal con el fondo de pensiones por un solo «Certificado de Financiamiento de Transición» que estará a manos del ISP, el cual podrá emitir nueva deuda (certificados) para poder pagar pensiones del sistema público.

Bajo esta reforma el gobierno ha prometido pensiones mínimas de $400 y un aumento general del 30 % a todas las pensiones calculadas con base al reparto de la cuenta individual en 240 cuotas más la rentabilidad, excepto para quienes retiraron el anticipo de sus ahorros.