. San Salvador, El Salvador
diciembre 4, 2022
Soleado
22°C

share

Proponen multar con $20 a quienes lancen menos de dos libras de desechos en sitios inadecuados

Cuidar el medio ambiente y culturizar a la población son dos objetivos que los diputados buscan con la reforma del artículo 98 de la Ley de Medio Ambiente, con el fin de incorporar faltas administrativas para sancionar a las personas que arrojen desperdicios, con un peso inferior a dos libras, en sitios inadecuados.

Por ello, los legisladores presentaron esta iniciativa que complementaría el dictamen aprobado por la Comisión de Medio Ambiente, que trata sobre la modificación a los artículos 255, 256 y 257 del Código Penal, para sancionar a quienes lancen residuos o desechos sólidos en espacios no autorizados.

El propósito es prevenir los efectos negativos de la disposición indebida de los desperdicios, ya que esto causa estragos en las ciudades, calles, aceras y espacios públicos y por ende obstruye los acueductos y causa daños a la salud.

Preliminarmente, las enmiendas que serán estudiadas en los próximos días contemplan una sanción de $20. Para esto, el Ministerio de Medio Ambiente será la institución encargada de tramitar los procesos administrativos sancionatorio y los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) los que impongan la multa.

En la sesión plenaria número 79, los legisladores discutirán la base de esta reforma. En donde aprobarán o no las multas que contempla el artículo 255, en lo referido al delito de contaminación ambiental: Las personas que arrojen más de dos libras de residuos o desechos en sitios no autorizados será sancionado con pena de uno a tres años de prisión.

Mientras que los sujetos que lancen en el suelo, en la atmosfera, en aguas terrestres, superficiales o marítimas vertidos de cualquier naturaleza que pongan en peligro la salud y calidad de vida de las personas o el equilibrio de los sistemas ecológicos serán sancionado con penas de prisión que abarcan de cuatro a ocho años.

Finalmente, el delito de contaminación agravada será sancionado con penas de seis a 10 años de cárcel, mientras que el delito de contaminación ambiental culposa será castigado con uno a tres años de prisión