. San Salvador, El Salvador
febrero 5, 2023
Soleado
21°C

share

El telescopio espacial James Webb de la NASA podría ser sustituido por un observatorio espacial inteligente

Desde que comenzó su misión en el espacio en 2022, el telescopio espacial James Webb no ha parado de maravillar a propios y extraños al ofrecer imágenes nunca antes vistas del Universo. Los conocimientos a partir de los datos enviados por el telescopio a los astrónomos de la NASA todavía darán durante muchos años material para la investigación científica.

Sin embargo, la NASA ya piensa en el proyecto que algún día reemplazará al telescopio James Webb. Y al parecer, la agencia espacial tiene ya ideas muy claras al respecto. Hace unos días, miembros de la Sociedad Astronómica de Estados Unidos intercambiaron ideas al respecto, y la NASA desveló imporantes detalles de la era posterior al telescopio James Webb.

El sucesor del exitoso telescopio espacial incluso ya tiene nombre preliminar: Habitable Worlds Observatorio (HWO), o sea, Observatorio de Mundos Habitables. Al igual que el James Webb, el HWO se radicaría en L2, punto de balance gravitacional a 1,5 millones de kilómetros de distancia de la Tierra.

Los planes de la NASA son grandiosos. El HWO, por ejemplo, tendría sus propias capacidades de adaptación para mejorar por sí solo su equipamiento. Esto permitiría que el nuevo observatorio espacial, que incluye un telescopio, se mantenga operativo a lo largo de décadas con un mejoramiento funcional constante y garantizado. Según informa el medio especializado Science, el HWO debe su nombre a la misión principal del proyecto, que es encontrar señales de vida en planetas de condiciones parecidas a las de nuestro planeta.

Con todo y estos detalles, el proyecto para el HWO aún no cuenta ni con un diseño, ni con una estructura tecnológica. Y lo más importante, tampoco se tiene un presupuesto específico para la realización de estos planes. En cuanto al cronograma, se piensa que el HWO podría ser lanzado al espacio en la década de 2040.

Mucho más concreto y cercano en el tiempo es el lanzamiento del Observatorio Nancy Grace Norman, telescopio de 2,4 metros, que tendrá como objetivo «cazar» energía oscura y exoplanetas. Esta etapa está planeada para llevarse a cabo en 2027.