share

Así nació «Fast Car» de Tracy Chapman

Hace poco Tracy Chapman fue reconocida con el galardón a Canción del Año en los Country Music Association Awards (CMA) por ‘Fast Car’, significando la primera vez en que una compositora afroamericana gana esta categoría en toda la historia de los premios. El tema fue publicado hace 35 años, pero en 2023 volvió a ganar relevancia luego de que el cantante Luke Combs hiciera su propia versión.

“Disculpen no haberles podido acompañar esta noche”, expresó la intérprete en una carta que fue leída durante la ceremonia. “Es realmente un honor que mi canción vuelva a ser reconocida después de 35 años. Gracias a los CMAs y en especial a Luke y a los fans de ‘Fast Car’”.

Originalmente, el sencillo fue incluido en el álbum debut de Chapman –bautizado con su propio nombre–, y significó una contrapropuesta a la osadía de las bandas de “hair” metal y el encanto del pop que primaban en la radio y la TV de los 80. Por esta misma razón, las disqueras miraron su propuesta musical con recelo al inicio.

Antes de publicar su primer disco, Chapman estudiaba en la Universidad Tufts, en Massachusetts, donde solía cantar en cafés en sus ratos libres. Poco a poco, a lo largo del campus comenzó a difundirse el rumor de que había una estudiante que era muy buena cantando música de protesta. La información llegó a los oídos de Brian Koppelman, hijo del empresario Charles Koppelman (cofundador de SBK Publishing), quien quiso comprobarlo por cuenta propia.

“Tracy subió a la tarima y fue como una epifanía”, le contó el productor, entonces estudiante, a Rolling Stone en 1988. “Su presencia, su voz, sus canciones, su sinceridad… Todo en un solo lugar”. Luego de escuchar su interpretación ante un público de casi 100 personas, se acercó a ella para decirle que su padre podía ayudarla a iniciar una carrera como artista, pues por aquel entonces Charles se desempeñaba como editor de música. No obstante, Chapman no parecía muy interesada en ganar dinero con sus canciones, así que le tomó un par de meses aceptar la propuesta.

Así, Koppelman (padre) la llevó a una reunión con Bob Krasnow, miembro ejecutivo de Elektra Records. Al inicio, el empresario se mostró reacio a darle una audición a la cantante, pero terminó por ceder luego de escuchar su demo y en aquella primera reunión aceptó firmarla en el sello.

“Tengo que decir que nunca pensé que fuera a firmar un contrato con una gran disquera”, dijo Chapman en una entrevista cercana al lanzamiento de su LP debut. “En todo el tiempo que pasé escuchando discos y radio desde que era niña, nunca me imaginé que hubiera alguien que pensara que mi música podía vender. Especialmente cuando interpretaba canciones como ‘Talkin’ Bout a Revolution’ en los 70… No sentía que hubiera espacio para mí aquí”.

El proyecto era arriesgado para la época, por lo que varios productores se negaron a participar en el disco hasta que David Kershenbaum, aburrido con la superficialidad que reinaba en la industria, vio en ella una oportunidad de hacer música con mensaje. Cuando ambos se reunieron por primera vez, Chapman le enseñó un tema que no estaba incluido en el demo inicial. “La amé en el primer momento en que la escuché”, recordó el productor en una charla con Rolling Stone. “Era el corte más conmovedor del álbum”.

Se trataba de ‘Fast Car’, una balada que trataba sobre una mujer cuya vida no había sido fácil y todavía no había encontrado la solución a sus problemas. La temática de la canción resonó dentro de la población afroamericana de Estados Unidos que se vio desprotegida durante el mandato de Ronald Reagan.

Tanto al sencillo como al álbum les fue bien en la crítica y con el público, pero el 11 de junio de 1988 fue una fecha clave para su éxito. Chapman había sido invitada al concierto tributo que se realizaría en Londres por el cumpleaños número 70 de Nelson Mandela. Luego de su presentación inicial, la cantante tuvo que subir una segunda vez al escenario para reemplazar a Stevie Wonder ya que el músico había perdido el disquete que contenía las líneas de sintetizador para su número. Fue entonces cuando allí, en un evento que fue transmitido en más de 60 países, interpretó ‘Fast Car’ y encantó al mundo.

Al año siguiente, estuvo nominada en seis ocasiones a los Premios Grammy y se llevó a casa los gramófonos por Mejor artista nueva, Mejor álbum contemporáneo de folk y Mejor interpretación pop vocal femenina. Con el tiempo, artistas o agrupaciones como Black Pumas, Jonas Blue y Luke Combs realizarían sus propias versiones de ‘Fast Car’, reafirmando la grandeza y atemporalidad de la composición de Chapman.