. San Salvador, El Salvador
diciembre 6, 2022
Soleado
29°C

share

Presidente Bukele: «Hemos tratado de hacer lo mejor»

“Dios nos ampare. Aunque no sé si lo merecemos”,  expresa la línea final de un extenso texto en Facebook en el que el presidente de la República, Nayib Bukele, admite errores pese  encabezar y abanderar  un lucha titánica  contra el Covid-19.

El mea culpa del mandatario tiene su origen en los cuestionamientos, la mayoría sin fundamentos, que le hacen a pesar del reconocimiento a internacional que tiene El Salvador de ser una de las naciones que mejor ha gestionado la crisis mundial del coronavirus.

“Hemos cometido errores, demasiados. Hemos tratado de hacer lo mejor y hemos fallado”, dijo Bukele, solo un par de horas después que la gente saliera a las calles y copara bancos y las oficinas del CENADE para reclamar un subsidio de $300 dólares que el autorizó para aliviar del bolsillo de los salvadoreños más desprotegidos.

En el texto el presidente Bukele también busca dar una explicación entendible del porque los inconvenientes que se han suscitado y señala por ejemplo la inexistencia de un censo actualizado desde hace 14, la pobreza en demasía del salvadoreño, tanto que el 90% de la población no está bancalizada.

“Estamos haciendo lo posible por arreglar todo lo que estuvo mal por décadas, en una semana. Incluyendo los hospitales que literalmente se estaban cayendo”, detalló.

El jefe de Estado explicó que el dinero del subsidio lo consiguieron por cuenta del Ejecutivo y que ha sido casi imposible entregarlo a las familias más necesitadas porque no hay censo actualizado, cuentas de banco donde depositar y la gente no respeta el orden.

“El 90% de la gente que ha llegado a los bancos ni siquiera le tocaba llegar hoy. La mayoría de la gente que llegó a los CENADE iba a traer el dinero, cuando siempre dijimos que ahí no se entregaría dinero. Pero muchos no leyeron”, lamentó el mandatario.

El presidente Bukele también salió al paso a quien cuestionan de por qué no se prepararon a tiempo. “¿Y cómo? Si hemos tenido que correr con todo, con obstáculos por todos lados y con problemas estructurales que no se pueden resolver en 2 semanas, aunque no durmamos ni un minuto y trabajemos a toda velocidad”, explicó.

“Estamos remodelando los hospitales. En pocos días vamos a haber terminado varios. Y me rompo la cabeza pensando por qué no los arreglaron en 30 años. Y ahora son los primeros que salen a quejarse de que nosotros no los terminemos en un fin de semana”, añadió.

Los peor de todo para el jefe de Estado es que lo peor de esta crisis generada por el coronavirus está por llegar, quizá en dos o tres semanas.