. San Salvador, El Salvador
diciembre 8, 2022
Mayormente Despejado
21°C

share

Fundación Kriete ayudará a 80,000 familias afectadas por el COVID-19

La Fundación Kriete se une para apoyar a las familias salvadoreñas durante la emergencia que vive el país, cancelando y reasignando el dinero del premio «Ayudando a Quienes Ayudan» para los afectados por la pandemia del COVID-19.

Son 80,000 huacales alimenticios que servirán para que el mismo número de familias, que sufren por la falta de trabajo y hambre, tenga alimentos básicos durante 15 días.

Estos huacales alimenticios llevan 8 lbs. de frijol seda, 6 lbs. de arroz blanco, 3 lbs. de azucar blanca, 4 lbs. de harina de maiz, 1 botella de Aceite Orisol, 3 lbs. de Incaparina vitaminado, 3 lbs. de leche en polvo, 1 lbs. de sal, Jabón de hygiene personal (paquete de 3), Huacal plastico, con un valor de $23.00.

“Fundación Gloria de Kriete esta en El Salvador permanentemente, nuestro corazón esta dedicado a los salvadoreños, queremos seguir ayudando, y esperamos que el otro año tengamos nuestro Premio Ayudando a Quienes Ayudan y seguir ayudando al país”, expresó Roberto Kriete Presidente de FGK.

La primera fase de entrega se realizó en mayo con la entrega de 7,000 huacales, en Izalco, Turin, El Refugio, Cuisnahuat, Comasagua, San Pedro Puxtla, Caluco, Acajutla, San Jorge, San Miguel, San Julian Lagartos, San Antonio del Monte, Caliachura, Santo Domingo Guzman, Santa Catarina Masahua, Sonzacate, y Nahuizalco.

En la segunda repartición serán 40,000 familias beneficiadas en los municipios de Cojutepeque, El Carmen, Monte San Juan, Conchagua, Intipucá, Cacaopera, Delicias de Concepción, Chinameca, Ciudad Barrios, San Jorge, San Miguel, Alegría, Estanzuelas, Mercedes Umaña, entre otros en la zona paracentral y oriente del país. En la zona central y occidental del país en municipios como: Acajutla, San Pedro Puxtla, Sonsonate, La Libertad, San Luis Talpa, San Rafael Obrajuelo, San Salvador entre otros.

En esta fase, serán ONG embajadoras las que realicen la entrega bajo un estricto protocolo, asegurando que todas las familias tengan su ayuda.