. San Salvador, El Salvador
septiembre 25, 2022
Parcialmente Soleado
30°C

share

Cae red de estafadores de créditos falsos

Durante la madrugada del martes, la Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República ejecutaron al menos 30 órdenes de captura, a través de 19 allanamientos, para detener a una red de estafadores quienes ocupaban la modalidad de ofrecer préstamos personales a sus víctimas a nombre de financieras inexistentes; pero al mismo tiempo, les exigían una cantidad de dinero a cambio de asegurar el préstamo.

Las víctimas manifestaron a las autoridades que realizaron depósitos bancarios a estos sujetos, quienes aproximadamente han obtenido por medio de dicha estafa más de $12,000. Por tanto, las autoridades informaron que serán acusados por estafa agravada, como principal requerimiento judicial.

La operación se realizó en distintos municipios de los departamentos de San Salvador, Ahuachapán, Santa Ana, San Vicente, Chalatenango y Sonsonate. En el municipio de Mejicanos, se detuvo a una mujer perteneciente a esta estructura criminal, a quien se le incautó dinero en efectivo y teléfonos móviles, desde los cuales se realizaba el contacto a las víctimas. En el municipio de Soyapango a los sujetos capturados se les encontró computadoras desde las cuales habrían cometido los delitos financieros.

Para esta operación las autoridades emitieron más de 30 órdenes de captura y desarrollaron 19 allanamientos en inmuebles ubicados en distintas localidades del país, con el objetivo de desarticular a esta banda criminal.

En los últimos días, también se han aumentado las denuncias de este tipo de estafas por parte de las víctimas, entre las últimas se encuentra la denominada #CasoArgoHermes, cuyo esquema operativo de estos presuntos estafadores es a través de empresas fachadas, que se dedican a obtener financiamiento de institución del sistema financiero cooperativista del país, cajas de crédito y pymes que buscan capitalizar financieramente a empresas para sus respectivos emprendimientos.  

Dichas sociedades, se presentaban ante sus víctimas como estructuradores de créditos a nivel internacional con el fin de facilitarles opciones de financiamiento flexibles y así obtener, a través, de dineros de “enganche” o importes iniciales de capitalización, créditos garantizados entre el 6% y 9% de interés a largo plazo, afirmando que los fondos a recibir provenían de Luxemburgo. 

Las víctimas de este esquema delictivo han denunciado, desde antes de la pandemia, que están a la espera de recibir reintegros del capital que fue aportado mediante engaños. Hasta el momento, solo conocen que es el  fondo de Luxemburgo, en el que estos estafadores mencionan obtendrían el capital de financiamiento, el que no ha podido gestionar los supuestos fondos, generando graves perjuicios económicos y financieros a sus víctimas. 

Por medios internacionales, se conoce que Luxemburgo es uno de los países de Europa considerado como paraíso fiscal, cuyo centro empresarial alberga unas 55.000 sociedades fantasma creadas por multinacionales y millonarios, pero también por grupos mafiosos; por lo que se considera vinculante la utilización de dicho país por los supuestos estafadores.