. San Salvador, El Salvador
septiembre 29, 2022
Cubierto
23°C

share

8 de marzo: la igualdad para lograr la sostenibilidad en el 2022

«Potenciar la igualdad de género en el contexto de la crisis climática y la reducción del riesgo de desastres es uno de los mayores desafíos mundiales del siglo XXI», así lo afirma ONU Mujeres en el contexto de la conmemoración del 8 de Marzo del Día Internacional de la Mujer de las Naciones Unidas, cuyo lema en el 2022 es “Igualdad de género hoy para un mañana sostenible”.

El organismo internacional destaca que cada vez es más evidente que las mujeres son más vulnerables al impacto del cambio climático que los hombres, ya que constituyen la mayoría de la población pobre del mundo y son más dependientes de los recursos naturales afectados por esta amenaza medioambiental. Además, señalan que el 80% de las personas desplazadas por desastres y cambios relacionados con el clima en todo el mundo son mujeres y niñas.

El 70% de los 1.300 millones de personas que viven en condiciones de pobreza son mujeres.

«El cambio climático puede conducir a más violencia de género, un aumento de los matrimonios infantiles y un empeoramiento de la salud sexual y reproductiva», informa ONU Mujeres; que al mismo tiempo, indica que para lograr el desarrollo sostenible y una mayor igualdad de género es esencial seguir explorando las oportunidades, así como las limitaciones, para permitir que las mujeres y las niñas tengan voz y participen en igualdad en la toma de decisiones relacionadas con el cambio climático.

Este año la conmemoración oficial del evento se celebrará virtualmente a las 10:00 h a 11:30 h (ET). El acto reunirá a personalidades y activistas por la igualdad de género y el cambio climático como y se celebrará una mesa redonda de alto nivel y diversas actuaciones musicales.

El 8 de marzo se celebra de manera oficial desde 1975, cuando fue declarado por las Naciones Unidos. En 1977 se instituyó el Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional, con el objetivo de reconocer la participación de la mujer en la sociedad, garantizando la igualdad de derechos y oportunidades entre ambos sexos.

El primer antecedente de lucha ocurrió el 8 de marzo de 1908 en el marco de una huelga convocada por parte de trabajadores textiles del Partido Socialista de Estados Unidos. El hecho histórico ocurrió en la fábrica textil Triagle de New York, donde encerraron y quemaron vivas a 140 trabajadoras que se manifestaron contra la precariedad laboral.